¿Qué tan bueno deseas ser reparando autos? ¿Solo de medio nivel para reparar casos fáciles? ¿O quieres tener la capacidad de reparar lo que sea que venga, a cualquier hora, en cualquier lugar?  

Ese es el nivel que puedes alcanzar utilizando el osciloscopio. Déjame ponerlo de otra forma. Si quisieras ver algo bueno, ¿te gustaría verlo en una fotografía vieja, en blanco y negro, borroso y con desgastes,  o preferirías verlo en una pantalla digital de alta definición, a todo color con una gran calidad y nitidez? 

Eso es justo lo que un osciloscopio puede hacer y que un escáner normal nunca podrá. Claro, hoy en día necesitas un escáner para reparar automóviles… pero si no estás usando un osciloscopio, estás perdiéndote de un mundo de oportunidades. 

Algunos técnicos son totalmente incapaces de utilizar un osciloscopio… algunos otros alcanzan a ver un par de señales en la pantalla. Pero no saben cómo echar a volar al instrumento. Se ponen nerviosos y se confunden cuando intentan conseguir una imagen en el display del osciloscopio. Cuando no les funciona la primera vez, ¿qué es lo todos hacen? ¿El oscilograma que significa? ¿Cómo puedes saber si la señal es normal o errónea? De eso se trata este libro. Podrías llamar a este libro “Osciloscopio Automotriz para Dummies” (pero no trabajamos con ellos). 

Es muy simple. El propósito de este libro es lograr que puedas medir lo que quieras con tu osciloscopio en un automóvil. Estoy convencido de que si alguien no puede hacer que las cosas sean simples y fáciles de comprender, esa persona en realidad no las entiende. Más adelante entraremos al estudio de aplicaciones más complejas con el osciloscopio.